Rellenos faciales

Tratamientos de relleno

Los rellenos faciales ofrecen resultados muy naturales y de larga duración ayudando a revitalizar, realzar o definir diferentes zonas de la cara. Son tratamientos que permiten reducir las líneas faciales, arrugas y pliegues restableciendo los volúmenes perdidos en el envejecimiento y revitalizando la piel consiguiendo un aspecto fresco y luminoso.  Para ello, se inyecta ácido hialurónico a diferentes profundidades con una aguja ultra fina en las diferentes zonas a tratar: entrecejo, labios, sien, surcos nasonabiales , líneas verticales en labios (código de barras), pliegues nasonabiales y mejillas sin necesidad de realizar pruebas de alergia previas a la inyección. Posteriormente, la paciente puede retomar su actividad normal de forma inmediata .

Protocolo de tratamiento en rellenos faciales

Diagnóstico: Se evalúa la apariencia, el tono de la piel y las diferentes zonas de la cara susceptibles de ser tratadas. Limpieza: Los tratamientos de relleno se realizan sobre una piel completamente limpia. Anestesia: Se aplica en determinados casos. Técnicas de infiltración de producto: Se utilizarán en función del área a tratar. Resultados: son inmediatos y el efecto suele durar unos 9-18 meses en función de la edad, la zona inyectada, la calidad de la piel, el estilo de vida y otros factores.

Técnicas de infiltración

Técnica Lineal - Trazado - Tunelización: Se introduce la aguja a lo largo de la depresión cutánea para aplicar el producto a la vez que se retira la aguja. En función del producto utilizado y de la profundidad de las arrugas, la inyección se se introduce más o menos según la zona (surco nasogeniano, relleno de labios, arrugas perilabiales). Técnica Punto por Punto: Ideal para zonas más difíciles de tratar (pómulos, ojeras y sienes). Permite corregir con precisión inyectando pequeñas cantidades de producto. Técnica de Abanico: Un sólo punto de inyección permite modificar la dirección de la aguja e inyectar con precisión el conjunto de una zona de depresión (líneas de marioneta).

Síntomas ocasionales post-tratamiento

En ocasiones se producen, después de la inyección, reacciones inflamatorias locales (enrojecimiento, edema, eritema) que pueden acompañarse de irritación o dolor a la presión y desaparecen de forma rápida. También pueden surgir nódulos en el punto de inyección que se resuelven masajeando la zona tratada durante unos días.

Rellenos faciales y toxina botulínica: DIFERENCIAS

Los rellenos faciales y la toxina botulínica son cosas completamente diferentes. El botox se utiliza para paralizar o atenuar la función del músculo mientras que los rellenos faciales se emplean para recuperar el volumen en las zonas que lo han perdido por el proceso de envejecimiento. No son lo mismo pero son complementarios.

GALERÍA DE VÍDEOS