Rejuvenecimiento facial y cuello

Home

Rejuvenecimiento facial y cuello

Signos de envejecimiento

A medida que envejecemos nuestro rostro pierde grasa subcutánea dejando más visibles los músculos faciales y los compartimentos grasos profundos por su cercanía a la superficie de la piel. De esta manera, las líneas de expresión al hablar y sonreír se hacen más evidentes propiciando la aparición de arrugas alrededor de los ojos y la boca. Asimismo, la piel pierde ácido hialurónico y empiezan a aparecer líneas finas en la cara que pueden convertirse en arrugas por la exposición solar, la alimentación u otros factores externos. Es entonces cuando nos planteamos… ¿Mi aspecto físico se corresponde con la manera en la que me siento por dentro?

Los marcadores más evidentes del paso del tiempo en la cara son las arrugas dinámicas, las arrugas estáticas, la pérdida de volumen y la flacidez o descolgamiento.

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es la opción estrella, no quirúrgica, para el rejuvenecimiento facial. Se utiliza como relleno dérmico por su capacidad para retener líquido y atraer agua, además de estimular la producción de colágeno. Asimismo, se emplea para voluminizar aplicado en las zonas más profundas. Es un producto totalmente biocompatible ya que se encuentra por naturaleza en nuestro organismo. Sus resultados son duraderos y su composición y densidad permiten que sean muy naturales. Cada capa de piel y zona a tratar requiere de un tipo de ácido hialurónico específico e ideal.

Toxina Botulínica

La Toxina Botulínica es una proteína que se produce por una bacteria que se llama clostridium botulinum que actúa sobre la musculatura. Es un producto que relaja parte de las fibras de los músculos en los que se inyecta para disminuir la potencia de su contracción. Su función es evitar la comunicación entre los nervios que ordenan una contracción y los propios músculos con el fin de reducir la actividad de estos últimos. Con ello se consigue minimizar el número de pliegues que aparecen en la cara cuando gesticulamos y atenuar o eliminar las arrugas.

¿Qué es el Ácido Hialurónico?

Es una molécula que se encuentra en los tejidos del cuerpo humano y que se utiliza como tratamiento de relleno en medicina estética ya que es biocompatible. La Dra. Isabel de Benito explica que su gran capacidad para absorber agua lo convierte en el producto óptimo para hidratar desde dentro la piel y el resto de tejidos.

GALERÍA DE VÍDEOS